lunes, 22 de marzo de 2010

Punto de inflamación - Flash point

El punto de inflamación (a veces llamado "flash point") es la temperatura mínima a la que un material desprende vapores que, mezclados con el aire, se pueden encender en presencia de una fuente de ignición o fuente de calor externa.

Otra versión, simple, no tan precisa pero que ayuda a entender el concepto dice que el punto de inflamación es la temperatura más baja a la que estando un material, sus vapores forman con el aire una mezcla capaz de inflamarse.

Sea una o la otra, son equivalentes, lo cierto es que si a esa temperatura se retira de la cercanía del material la fuente de ignición externa, la llama se retrae y se apaga.

Si la temperatura se aumenta por encima de la de inflamación el material alcanzará un valor de temperatura tal que si se acerca una fuente externa de calor se encenderá (estoy por encima de la temperatura de flashpoint) pero si se retira la fuente externa la llama se sostendrá por sí sola. A esa temperatura se la llama temperatura de incendio (A veces mencionada como "fire point") también aunque de manera imprecisa (pero muy común en nuestro país) se la llama temperatura de ignición.

La temperatura de inflamación es siempre menor que la de ignición o temperatura de incendio.

Flash Point y Fire Point son, estrictamente, parte de la nomenclatura en uso en EEUU que "se cuela" en países influidos por la normativa americana como el nuestro.